Del violín a un proyecto musical integral: la música empapa Begoñazpi Ikastola

montaje con youtube

El modelo educativo de la ikastola introduce la inteligencia musical y los beneficios de la práctica de un instrumento en Educación Infantil, Primaria y Secundaria.

“En Begoñazpi Ikastola, los niños de 4 años aprenden a tocar el violín”. Quizás sea esta una de las actividades musicales más llamativas dentro del sistema educativo de la ikastola.  Pero detrás de esa realidad hay mucho más, un proyecto musical integral que, en resumen, busca profundizar y sacar el máximo provecho a la inteligencia musical de los alumnos, una de las ocho inteligencias que propone la teoría de Howard Gardner y que la ikastola ha integrado dentro de su proyecto educativo.

El aprendizaje de la música ha pasado a un primer plano en la ikastola bilbaína. Más allá de los aspectos marcados en el currículum escolar, Begoñazpi Ikastola ha introducido un plan educativo musical que va desde Educación Infantil (3 años) hasta 3º de Secundaria (14 años) y que tiene un marcado objetivo, que los alumnos aprendan a tocar, a interpretar música. Por eso, todos los alumnos tocan en un instrumento en cada curso.

Sus beneficios, fuera de toda duda, han llevado a la ikastola a buscar nuevas fórmulas que incidan en un aprendizaje temprano, en la motivación, en la expresividad… El modelo actual, aún inmerso en un proceso que integrará la educación musical reglada en el currículo de la ikastola, permite a los alumnos culminar sus estudios no solo con una sólida base musical y todo lo que implica, sino también a mejorar su disposición para el estudio y aumentar la inteligencia lógica matemática, entre otras.

Todo parte en Educación Infantil, donde surge la idea del violín. El instrumento, tan clásico como moderno, potencia sin duda el aprendizaje musical. En primer lugar, porque ayuda a trabajar el oído, el arma que permitirá a los alumnos sentir y comprender la música en todo su conjunto y, por supuesto, a crear e interpretar.

La atmósfera de silencio y concentración que se crea en las aulas de 4 y 5 años en torno al aprendizaje del violín ha puesto de manifiesto el éxito de esta herramienta dentro del sistema educativo.

La atmósfera de silencio y concentración que se crea en las aulas de 4 y 5 años en torno al aprendizaje del violín ha puesto de manifiesto el éxito de esta herramienta dentro del sistema educativo. A los niños, sencillamente, les encanta. La motivación dentro de la enseñanza de la música, tan olvidada en otros sistemas de aprendizaje, resulta fundamental a esta edad. Los pequeños, en grupos de seis, empiezan por conocer la postura, el sonido de cada cuerda, el modo de coger el arco… Así, hasta dar con las primeras notas de canciones sencillas. Con 5 años prosiguen con el aprendizaje del violín, lo que, en conjunto y como sucede en todas las edades, les lleva a mejorar la memoria, la organización y planificación, a procesar las emociones o a inhibir los impulsos agresivos.

Son, de hecho, algunos de los beneficios que destaca el doctor James Hudziak, profesor del departamento de Psiquiatría de la Universidad de Vermont, en una investigación (2014) en la que analiza las resonancias magnéticas para buscar alteraciones cognitivas en sus cortezas cerebrales. Los resultados llevaron a Hudziak a resumir la investigación en una idea: “La práctica del violín puede ayudar mucho más que un frasco de pastillas a un niño con trastornos psicológicos”.

Entre las conclusiones, la investigación de la universidad estadounidense también afirmaba que la práctica del instrumento reduce la ansiedad y el estrés, fortalecía el sistema inmunológico, además de concluir que ayudaba a la cooperación y a tejer lazos afectivos entre las personas.

Consciente de todo ello, Begoñazpi Ikastola decidió hacer una apuesta ambiciosa por “el arte de las musas” (música, del griego: μουσική [τέχνη] – mousikē [téchnē], «el arte de las musas»). Ya desde 1º de Educación Primaria (3 años), los pequeños tienen un primer contacto con la música que les llevará a conocer diferentes instrumentos, a experimentar con la percusión, a crear sonidos, a llevar el ritmo, a trabajar la expresión corporal por medio de coreografías… A interiorizar, en definitiva, el significado de la música.

La música permite alcanzar un equilibrio dinámico entre las capacidades del hemisferio izquierdo y derecho. Mientras que favorece el desarrollo psíquico y emocional de los alumnos, también ayuda a poner en orden las ideas, al estudio y la memoria en general.

El aprendizaje musical y, sobre todo, la práctica de un instrumento así como del canto hacen que el proceso cognitivo se desarrolle en los dos hemisferios del cerebro, el derecho, asociado a la parte artística y emocional, y el izquierdo, a la racional y matemática. Así, la música permite alcanzar un equilibrio dinámico entre las capacidades del hemisferio izquierdo y derecho. Mientras que favorece el desarrollo psíquico y emocional de los alumnos, también ayuda a poner en orden las ideas, al estudio y la memoria en general. El nivel de bienestar y felicidad redondea los beneficios de la música, tanto de la escucha –también efectiva para el clima de estudio- como de la práctica de un instrumento.

Así se advierte también en Educación Primaria, donde se el proyecto musical de Begoñazpi abarca nuevos retos. El canto, los juegos rítmicos, el piano, el lenguaje musical… forman parte de un programa que pretender preparar a los alumnos para ir más allá y afrontar, si así lo quieren, los estudios musicales reglados que podrán cursar a partir de 3º de Primaria.

Buen ejemplo de todo ello, es la práctica del piano. Así, en 1º de Primaria, y en parejas, los niños toman contacto con el instrumento y, por medio de pequeñas melodías, ponen en práctica ejercicios de entonación, ritmo y canto, además de comenzar a conocer el lenguaje musical a través de partituras básicas.

Esta es la base con la que Begoñazpi Ikastola introducirá, a partir del año que viene, un nuevo plan de aprendizaje musical que dará un vuelco completo a la educación tradicional. En 3º de Primaria, con 8 años, los alumnos se iniciarán, siempre que lo deseen, en la educación musical reglada, como una escuela de música. La ikastola practicará aquí un desdoble que llevará a unos alumnos al aprendizaje ‘oficial’ y, a otros, a continuar la línea habitual en clases de música dentro de Educación Primaria.

Esta educación reglada, ‘de conservatorio’, permitirá a los chavales profundizar en el lenguaje musical, dentro de las horas de música destinadas en el horario lectivo. Para la práctica del instrumento, tal y como marca la educación musical reglada, destinarán las clases de Educación no Formal, las extraescolares del mediodía.

Mientras tanto, en la línea habitual también mantendrán, como ahora, un contacto permanente con el lenguaje musical, la cultura musical o el instrumento.  En la actualidad,  la flauta dulce es el instrumento elegido para la práctica musical, aunque los alumnos de 5º y 6º también trabajan en proyectos más amplios, de acuerdo con el modelo de Aprendizaje Basado en Proyectos de Comprensión que se desarrolla en toda la ikastola. La comprensión, además de la práctica musical, es, pues, otro de los objetivos.

En Secundaria, además de ampliar la cultura musical a través de teoría musical, proyectos en grupo y la investigación, se introduce la guitarra, un instrumento que permite interpretar y cantar al mismo tiempo. A estas edades, los alumnos liberan endorfinas y estrés a través de la guitarra y el canto y, al mismo tiempo, mejoran su autoestima.

A todo ello se le suman, en todas las etapas educativas, el baile, coreografías, sesiones musicales o, también, la formación de grupos musicales entre alumnos. La práctica, por tanto, adquiere todo su sentido.

Elkarbanatu post hau / Comparte este post / Share this post
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageDigg thisShare on RedditShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Un pensamiento en “Del violín a un proyecto musical integral: la música empapa Begoñazpi Ikastola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>